Se lider de tu propia Vida

Buena Suerte …. Mala Suerte… quien Sabe ?

Hace muchos años, en una pobre aldea china, vivía un labrador con su hijo. Su único bien material, aparte de la tierra y de la pequeña casa de paja, era un caballo que había heredado de su padre. Un buen día el caballo se escapó, dejando al hombre sin animal para labrar la tierra. Sus vecinos, que lo respetaban mucho por su honestidad y diligencia, acudieron a su casa para decirle lo mucho que lamentaba lo ocurrido. Él les agradeció la visita, pero preguntó:

-¿Cómo podéis saber que lo que ocurrió ha sido una desgracia en mi vida? Mala suerte, buena suerte… ¿quién sabe?

Alguien comentó en voz baja con un amigo: “Él no quiere aceptar la realidad, dejemos que piense lo que quiera, con tal de que no se entristezca por lo ocurrido”.

Y los vecinos se marcharon, fingiendo estar de acuerdo con lo que habían escuchado.

Una semana después, el caballo retornó al establo, pero no venía solo: traía una hermosa yegua como compañía. Al saber eso, los habitantes de la aldea, alborozados porque sólo ahora entendían la respuesta que el hombre les había dado, retornaron a casa del labrador, para felicitarlo por su suerte.

-Antes tenías sólo un caballo, y ahora tienes dos. ¡Felicitaciones! -dijeron.

-Muchas gracias por la visita y por vuestra solidaridad -respondió el labrador-. ¿Pero cómo podéis saber que lo que ocurrió es una bendición en mi vida? Buena suerte, mala suerte… ¿quién sabe?

Desconcertados, y pensando que el hombre se estaba volviendo loco, los vecinos se marcharon, comentando por el camino: “¿Será posible que este hombre no entienda que Dios le ha enviado un regalo?”

Pasado un mes, el hijo del labrador decidió domesticar la yegua. Pero el animal saltó de una manera inesperada, y el muchacho tuvo una mala caída, rompiéndose una pierna.

Los vecinos retornaron a la casa del labrador, llevando obsequios para el joven herido. El alcalde de la aldea, solemnemente, presentó sus condolencias al padre, diciendo que todos estaban muy tristes por lo que había sucedido.

El hombre agradeció la visita y el cariño de todos. Pero preguntó:

-¿Cómo podéis vosotros saber si lo ocurrido ha sido una desgracia en mi vida? Mala suerte, buena suerte… ¿quién sabe?

Esta frase dejó a todos estupefactos, pues nadie puede tener la menor duda de que el accidente de un hijo es una verdadera tragedia. Al salir de la casa del labrador, comentaban entre sí: “Realmente se ha vuelto loco, su único hijo se puede quedar cojo para siempre y aún duda que lo ocurrido es una desgracia”.

Transcurrieron algunos meses y Japón le declaró la guerra a China. Los emisarios del emperador recorrieron todo el país en busca de jóvenes saludables para ser enviados al frente de batalla. Al llegar a la aldea, reclutaron a todos los jóvenes, excepto al hijo del labrador, quien tenía la pierna rota.

Ninguno de los muchachos regresó vivo. El hijo se recuperó, los dos animales dieron crías que fueron vendidas y rindieron un buen dinero. El labrador pasó a visitar a sus vecinos para consolarlos y ayudarlos, ya que se habían mostrado solidarios con él en todos los momentos. Siempre que alguno de ellos se quejaba, el labrador decía: “¿Cómo sabes si esto es una desgracia?” Si alguien se alegraba mucho, él preguntaba: “¿Cómo sabes si eso es una bendición?”

Mala suerte, buena suerte… ¿quién sabe?

Y los hombres de aquella aldea entendieron que, más allá de las apariencias, la vida tiene otros significados.

Tags: , , , , ,

4 months ago 0 Comments Short URL

PUEDES CUANDO CREES QUE PUEDES

Cuento de Jorge Bucay…

“Cuando yo era pequeño me encantaban los circos, y lo que más me gustaban eran los animales… De todos ellos me llamaba la atención el elefante.

Durante la función, la enorme bestia hacía despliegue de su tamaño, peso y fuerza descomunal… Pero después de su actuación y hasta un rato antes de volver al escenario, el elefante quedaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas atada a una pequeña estaca clavada en el suelo.

Sin embargo, la estaca era solo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en la tierra.

Y aunque la cadena era gruesa y poderosa me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza, podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir.

El misterio es evidente: ¿Qué lo mantiene entonces? ¿Por qué no huye? Pregunté a maestros, padres, tíos… por el misterio del elefante; pero la única respuesta que obtuve es que no escapaba porque estaba amaestrado.

Hice entonces la pregunta obvia: “-Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan?“. No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente.

Con el tiempo me olvidé del misterio del elefante y la estaca… Y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho la misma pregunta.

Hace algunos años descubrí que por suerte para mí alguien había sido lo bastante sabio como para encontrar la respuesta: El elefante del circo no se escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde muy, muy pequeño.

Cerré los ojos y me imaginé al pequeño recién nacido sujeto a la estaca.

Estoy seguro de que en aquel momento el elefantito empujó, tiró, sudó, tratando de soltarse.

Final del formulario

Y a pesar de todo su esfuerzo, no pudo. La estaca era ciertamente muy fuerte para él. Juraría que se durmió agotado, y que al día siguiente volvió a probar, y también al otro y al que le seguía…

Hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino. Este elefante enorme y poderoso, que vemos en el circo, no se escapa porque cree -pobre-que NO PUEDE.

Él tiene registro y recuerdo de su impotencia, de aquella impotencia que sintió poco después de nacer. Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese registro. Jamás… jamás… intentó poner a prueba su fuerza otra vez…”

Tags: , , , ,

4 months ago 0 Comments Short URL

Creencias

“No os creáis nada. No importan donde lo leáis o quien lo haya dicho, aunque lo haya dicho yo, a menos que concuerde con vuestra propia razón y vuestro sentido común” Buda.

Tags:

6 years ago 0 Comments Short URL

Cuales son tus Creencias ?

Recibí muchos correos comentándome las impresiones del video de Derek Sivers que subí hace una semana al blog, resulto para muchos de mis lectores sorprendente, para otros muy interesante, y casi todos se preguntaban como pueden saber cuales son sus creencias, o como pueden abrirse a otros puntos de vista, otros me decían que son personas de creencias firmes y para que cambiarlas, otros que la experiencia es la que dicta la creencia, otros me hablaban de la medicina china, otros de lo desubicados que son, etc … un sin numero de puntos de vista respecto al mismo video.

En vista de la cantidad de puntos de vista, me pareció muy enriquecedor conversar hoy acerca nuestras creencias, de nuestras opiniones y de la manera en que vemos la vida, decir nuestros puntos de vista.

Definitivamente hoy mas que nunca con la vida agitada que tenemos, con los quehaceres diarios, siempre de prisa, queriendo llegar, o terminar algo, muchas citas, tareas, actividades con las que nos hemos comprometido y muchas veces no sabemos ni porque… en estas situaciones nuestro estado de animo juega un papel determinante en nuestras relaciones con los demás y algunas veces obstinados nos encerramos en nuestro mundo dándole primera prioridad o única a todo lo que ocupa nuestra mente, olvidándonos de la empatia, la comprensión, la tolerancia, la paciencia y el respeto entre algunos otros valores importantes para vivir en sociedad.

Nuestros puntos de vista son producto de nuestras creencias, ¿ Y que son nuestras creencias?
Son ideas consideradas verdaderas por quien las profesa. Las creencias son conceptos o ideas que se dan por hecho, que se consideran ciertas, o son aceptadas como verdades hasta que se demuestre lo contrario.

Como tu eres tus pensamientos, tus creencias son principios de acción sobre los que actúas como si fueran ciertos, y son las que rigen tu comportamiento y priorizan los valores que estas eligiendo actuar.

Tus acciones te han llevado a estar en el punto donde te encuentras ahora y como a cada acción antecede un pensamiento que surge de la información adquirida a lo largo de tu vida; si te propones cambiar tu vida lo que necesitas es información nueva y diferente que te lleve a cambiar tus pensamientos y actuar de otra forma que te lleve a generar resultados diferentes.

Las creencias pueden ser limitantes o proactivas:

Las primeras te cierran posibilidades y surgen de pensamientos como “ No puedo”, “Siempre me va mal”, “Soy un bueno para nada”, “Nunca cambiare” , “Es que yo soy si”, “La educación de los hijos corresponde a la mama”,”El dinero compra la felicidad”, etc.

Las personas con estos pensamientos se cierran posibilidades y se predisponen a que les vaya “mal”, son victimas de ellas mismas, somatizan, se enferman y así afirman sus creencias limitantes y tienen un pretexto para decir que la vida las trata mal y así justificar su fracaso, estas personas limitan su aprendizaje, su potencial y su creatividad.

Las segundas te llevan a tomar hábitos y conductas proactivas. “Soy saludable” , “Soy asertivo”, “Mi vida esta llena de oportunidades”, “Veo la parte positiva de las cosas”, “Soy responsable de mis actos”, etc.

Las personas con estos pensamientos son capaces de encontrar el éxito y construir su futuro en la medida de sus sueños.

Puede ser que te estés preguntando:

¿Cómo transformo mis creencias limitantes?

Identificar tus creencias limitantes y transformarlas en proactivas requiere de un profundo ejercicio de auto-observación.

Podrías empezar a preguntarte que estas pensando cuando haces las cosas y no obtienes el resultado que esperas.

Podrías preguntarte que creencias tienes que cambiar para conseguir lo que deseas,
Que creencias están funcionando en tu contra.

Cuestiona y verifica si eso que crees es verdad.

Lo que creemos que es la realidad es una interpretación que hacemos de la realidad, por eso identificar y cuestionar tus creencias te permite crear escenarios distintos.

La mayoría de las veces reaccionamos de forma mecánica e inconciente ante una situación determinada, entonces ¿Porque esperar un resultado diferente?

Cuando tomamos responsabilidad por nuestras interpretaciones es que comprendemos que creamos nuestra realidad a través de nuestras creencias.

Los valores como el Respeto, la Paciencia, la Tolerancia, la Comprensión, la Empatia, la Pluralidad cuando los ponemos en practica se convierten en creencias proactivas que nos guían al aprendizaje y a aportar nuestro granito de arena para construir un mundo mejor.

Nuestras creencias son las que determinan el rumbo de nuestra historia, ellas han iniciado guerras, alimentado odios y marcado diferencias irreconciliables, son capaces de movilizar millones de personas por una causa común, hagamos de nuestras creencias, creencias proactivas ya que en nuestras manos esta el destino de nuestras vidas y el destino de nuestro mundo.

“No os creáis nada. No importan donde lo leáis o quien lo haya dicho, aunque lo haya dicho yo, a menos que concuerde con vuestra propia razón y vuestro sentido común” Buda.

“Aquello que niegas, te somete. Aquello que aceptas, te transforma” Proverbio Tibetano

Tags:

7 years ago 0 Comments Short URL

Yo Tropiezo, Tu Tropiezas, El Tropieza…

¿Quien no tiene tropiezos en su vida personal o profesional?

¿Quién no desea cambiar algo que no le funciona como quiere?

Los seres humanos no somos perfectos. Lo que tenemos que hacer es aprender de cada situación que se nos presenta, aprender de nuestros éxitos y nuestros errores. No hay fracasos solo resultados, si el resultado no es el que esperamos solo significa que hemos aprendido algo.

Todos tenemos dentro de nosotros las condiciones que necesitamos para lograr lo que deseamos, solo tenemos que activarlas.

Es importante re-conocer que es lo que queremos cambiar, que es lo que nos incomoda, la situación que nos molesta, ser sinceros con nosotros mismos y detectar cuales son las formas que usamos para sabotearnos que nos impiden alcanzar el éxito en los objetivos o metas que deseamos.

¿Qué es lo que te impide avanzar?

Tus creencias limitantes te estancan, y en este caso solo cuando te cuestionas tus creencias vas a descubrir si estas te sabotean o no.

También hay emociones saboteadoras como la culpa, el miedo, la ansiedad, la rabia y el resentimiento que te impiden avanzar.

Y que me dices de tus hábitos? Sabes cuales son los positivos y cuales son los limitantes que te impiden lograr tus metas?

Como te va con tus excusas? Solo reconociendo que en ti esta el poder es que podrás llegar a tu realización personal y al éxito.

¿Como te puedes ayudar en este proceso y hacer mas fácil tu camino?

Aprende a observarte a ti mismo y a tu entorno de una manera diferente,

Toma conciencia de los tropiezos que encuentras,

Aprende de cada tropiezo y vuélvelo a intentar.

Atrévete a hacer algo diferente,

Se creativo,

Dale un lugar preponderante a tus valores,

Reafirma tu autoestima,

Ten confianza en ti mismo, tu tienes todo el potencial dentro de ti, solo tienes que sacarlo y ponerlo en practica,

Comprométete con lo que quieres lograr,

Elabora una estrategia de acción,

Actúa. Lleva tu estrategia a la acción.

Se flexible en los cambios que tengas que realizar para alcanzar el éxito,

Se exitoso y no te duermas en tus laureles.

Sueña y no permitas que nada ni nadie te aleje de tus sueños.

 

“Yo no he fracasado solo he encontrado 10.000 formas que no funcionan.”
-Thomas Edison

 

“He fallado más de 9000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. 26 veces he sido confiado para hacer el tiro ganador y he fallado. He fallado una y otra vez en mi vida y es por eso que he triunfado.”
– Michael Jordan

 

 

Tags: , ,

7 years ago 0 Comments Short URL