Se lider de tu propia Vida

Como te va con tus Resoluciones del 2011

“Me podría decir cual es el camino que debo seguir? Pregunto Alicia.
Eso depende donde quieras ir. Respondió el Gato.
Es que no se donde quiero ir. Contesto Alicia
Entonces da igual el camino que escojas. Respondió el Gato.”(Lewis Carrol)

¿Ya tienes tus resoluciones del 2011?

¿Ya las tienes y no sabes por donde comenzar?

¿O tal vez te pase como a Alicia y estas preguntándote cual es el camino que debes seguir pero aun no sabes donde quieres ir?

Muchas veces guiados por el entusiasmo de un nuevo año, o porque queremos un cambio en nuestras vidas, elegimos con muchas ganas nuestras resoluciones y ya a estas alturas del año estamos desanimándonos o no nos animamos a empezar aun.

¿No te has preguntado que te pasa?, ¿Por qué no eres capaz de cumplir y convertir en actos tus buenas intenciones?

No tengo una respuesta exacta, pero tal vez podría ser que estas resoluciones no se basan en tus capacidades personales actuales o carecen de una planificación. O tal vez esperas un cambio instantáneo junto con el cambio del año en el calendario.

Todos los cambios toman su tiempo, no hay magia. Creer en un cambio inmediato sin esfuerzo es ir en contra de las leyes e la naturaleza.

No te desanimes, estas a tiempo y esta en tus manos hacer tus resoluciones posibles, básalas en objetivos concretos, toma el timón y enrumba al cumplimiento de tus sueños.

Reflexiona sobre lo que deseas ser y adonde quieres llegar.

Haz una lista de las resoluciones que mas te motivan.

Escoge un objetivo real y positivo

Muchas veces conoces tu objetivo y sabes cual es la meta a la que quieres llegar, sin embargo a la hora de llevarla a la practica en el día a día, no sabes que hacer, por donde empezar o como organizarte y emprendes todas las mañanas tu batalla pero te quedas enredada en tus tareas diarias y en tus rutinas y te gana la inmediatez y la urgencia.

“Quiero hacer ejercicios…”
“Quiero bajar de peso…”
“Quiero mudarme de casa…”
“Quiero tener éxito en mis exámenes…”
“Quiero ordenar mi closet…” etc.

No es suficiente saber lo que quieres alcanzar al final del año, una de las cosas mas importantes para llegar al éxito es focalizar tus pasos para trabajar en el cumplimiento de tu meta. Probablemente tienes el deseo de llegar, crecer, ser mejor pero no te tomas el tiempo para detenerte y determinar cual es el camino que tienes que seguir. Si logras comprender lo importante que es detenerte a planificar los pasos a seguir y eres conciente de la incidencia que tiene el planeamiento en tus resultados, le dedicaras una parte importante de tu tiempo en tu que hacer diario.

La meta tiene que ser clara, definida y medible.

Planifica acciones a corto y largo plazo, divide tu resolución en sub-metas.
Escribe los pasos detallados en tu hoja de ruta.

Visualiza como te ves cumpliendo tu meta.

Comienza por saber donde te encuentras con respecto a tu meta. Determina con que recursos cuentas para la ejecución de tu hoja de ruta. Estudia la meta a la que quieres llegar, saberlo te proporciona información de cómo llegar y te permite identificar el momento en el que cruzas tu meta.

Algunas de las preguntas que te pueden ayudar en el planeamiento pueden ser:

¿Que quiero conseguir hoy, en una semana en un mes?
Esta pregunta te ayuda a determinar los pasos que te van marcando el camino, el hecho de pensar y poner por escrito estas metas individuales te focaliza, enmarca tus acciones y al final del día, de la semana o del mes te sirve como feedback sobre tus resultados.

Evalúa los resultados preguntándote:
¿He alcanzado lo que me propuse?
¿Qué me ha faltado?
¿Era alcanzable lo que me propuse?
¿Calcule bien mis tiempos?

Así puedes saber si vas por buen camino en la ejecución de la meta final e incorporar cambios a tu hoja de ruta si así lo requieres.

Es muy importante en todo el trayecto tener muy claros los beneficios del cumplimiento de la meta, así como saber que estas dejando de lado. Todo avance implica un riesgo, es necesario saber porque y para que te estas arriesgando, y tener claro que si no te arriesgas nunca sabrás si hubieras ganado.

Es importante también que te mencione que los cambios no son fáciles y el aburrimiento puede alejarte de tu meta por eso es que es importante premiarte en el avance y considerar los premios en tu planeamiento. La desesperacion, la ansiedad, la falta de voluntad juegan en tu contra y en esos momentos es importante visualizarte con la recompensa final de tu esfuerzo.

En la medida que logres focalizarte en tus objetivos, tengas un plan de acción, marcos de referencia, un conjunto de criterios y directrices que te guíen te será mas fácil alcanzar el éxito.

“Tras toda esta demanda de cosas nuevas y mejores hay una cualidad que uno debe poseer para ganar, y es la definición del propósito, el conocimiento exacto de lo que uno quiere y el deseo ardiente de poseerlo.” (Napoleón Hill)

Tags:

7 years ago 0 Comments Short URL

Author: Ana Maria Weil

Te gustó este Post? Compártelo

Compartir en Facebook Tweet This!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *